Mis Anteojos

sábado, diciembre 21, 2002

Recorte 2 En Susana --- hablando de Venezuela --- :
"A mi veterinaria le decía el otro día, que aqui no podría estallar una guerra civil. Todo esto sucede, porque en este gentilicio vemos unas cualidades innatas, que parecen genéticas. Si les dices que deben estar a una hora en especifico, llegan tarde siempre, si pides organización y pulcritud, te mandan a calmarte y a echarte unas cervezas... En los choques de autos, siempre de prende es una bebezón, cuando en otros pueblos casi siempre terminan a las manos, aqui la cosa termina con cajas de cerveza, música, tal vez pizza y cuando llega la inpectoria de transito, ya nadie sabe ni siquiera quien conducía."
   Natasha / 17:53 / comentarios

viernes, diciembre 20, 2002

A lo sonrisa de tequila. ... Esto me hace acordar al taller de poesía al que iba a principio de año. Las "chicas" solían recortar versos de los poemas ajenos... se quedaban repitiéndoselos a sí mismas cuando alguno de los otros terminaba de leer...
De Palabras Olvidadas (( vía Lunes Felices, a su vez descubierto vía Legion)) destaco la definición de sueño como un recuerdo sin pasado. Gustó.

   Natasha / 20:55 / comentarios

GRACIAS OFICIALES.. Todo lo bueno llega. Mis anteojos no tendrán un "staff" como tiene Euge pero tienen un Habbi ad-hoc que además de proveer samaritana y eficientemente de habbicomments re-chetos a este weblog, hace las veces de publicitador (¿?) y promotor *. Pasen, vean y prueben.
   Natasha / 11:29 / comentarios

La verdad de la milanesa.La gente necesita un Dios,
y el progreso le da Milanesa.

   Natasha / 09:56 / comentarios

Qué lindo. Con blogger me siento como con mi vieja: si dice que no es que sí, si dice que sí es no.
   Natasha / 09:44 / comentarios

jueves, diciembre 19, 2002

Cómo se TV . En el medio del campo, cerca de la media noche, el viento levanta olas de tierra y los rayos quiebran el cielo con grietas enceguecedoras. Con el batifondo de los truenos, dos o tres docenas de personas se agolpan bajo un techo de zinc firmemente colocado - hace Dios sabe cuánto - sobre unos cuantos pilares de madera.
Algunas miradas están perdidas en la oscuridad y la tormenta que se baten afuera. Otras, parecen absortas en el zumbido que crea el repicar constante de las gotas sobre la chapa. Ésta, oxidada y sufrida, deja caer hilos de agua aquí y allá. Pero la mayoría de los hombres y mujeres que bajo ella se resguardan tienen clavados sus ojos en una pantalla luminosa de televisor. Inmóviles, boquiabiertos, hipnotizados, miran Blade, cazador de vampiros.
   Natasha / 08:27 / comentarios

Powered by Blogger

 


blog de la semana:
"Antonieta"
-- un agujero negro llamado antonieta --

Miradas pasadas:
...y actuales