Mis Anteojos

martes, septiembre 17, 2002

Prólogo al post* de más arriba La queja como debilidad ya apareció alguna vez en mis anteojos. Debilidad de la voluntad y del espíritu, cuando la queja es desgano, es un aullido, pena por uno mismo.
Tal vez los blogs poeticen la queja, por ese doble juego de desentenderse de la mirada del otro: leen lo que escribo sin saber que me leen ( lo cual no es tan así en muchos casos, que son emblemàticos pero minoritarios) . Así, el wblog hace un monumento de la queja circunscribiéndola al mismo tiempo al espacio íntimo y personal al que pertenece. El espacio del diario íntimo. Del suspiro que nadie escucha, antes de hacer de tripas corazón. Del agujero solitario como aquél en el que metió la cabeza el sirviente del Rey Midas, aunque esa sea otra historia. Y cuánto más lírico sale ese mugroso e ingrato quejido cuando el agujero es, en realidad, un anfiteatro.

* realmente debería haber una traducción en español y/o castellano para esta palabra. Alguna teoría de los Agujeros negros y los blogs que ande dando vueltas y pueda iluminar la cuestión?

   Natasha / 20:28 / comentarios

Circunstancia.

En mi soledad t e e s c o n d e s,
hurgando sus rincones.
La gente pasa y no te ve.

Te creen ausente los que me miran.
Sola.
. Doblada sobre el café.

"¿Y él dónde está?"
- preguntan,
hablando como si a tus espaldas.
Já! Si tan sólo pudieran saberte
desparramado en mi soledad.

   Natasha / 04:58 / comentarios

Powered by Blogger

 


blog de la semana:
"Antonieta"
-- un agujero negro llamado antonieta --

Miradas pasadas:
...y actuales